Lunes, 19 de Agosto del 2019
Última actualización: lunes 19 agosto 2019
Autor (es): 1 ING. RODOLFO CARRION, 2 ING. ANGELA GIRANO
1 JEFE DE NUTRICION DE GANADERIA - MONTANA 2 ASESORA EXTERNA - MONTANA

Buenas prácticas en el manejo alimenticio de la vaca en transición


La transición, es el período más crítico de una vaca lechera, desde 21 días antes del parto hasta 21 días postparto. Ocurren cambios hormonales, fisiológicos, metabólicos y nutricionales.

Buenas prácticas en el manejo alimenticio de la vaca en transición

La etapa de transición, es el período más crítico de una vaca lechera, y comprende desde 21 días antes del parto hasta 21 días postparto. En este período ocurren cambios hormonales, fisiológicos, metabólicos y nutricionales, y si no se manejan adecuadamente se incrementan las posibilidades de tener los siguientes desórdenes después del parto:

- Metabólicos: cetosis, hígado graso y edema de ubre.

- Nutricionales: hipocalcemia y hipomagnesemia.

- Alimenticios: acidosis ruminal, laminitis y desplazamiento de abomaso.

- Sanitarios: mastitis, metritis y abscesos hepáticos.

- Productivos: baja producción de leche, relación grasa-proteína invertida.

Estos desórdenes afectan la rentabilidad del establo lechero, que pueden llevar al fracaso en la siguiente lactación.

Algunos autores han determinado que los períodos de transición deficientes resultan en pérdidas de 4,5 a 9 litros de leche en el pico de producción, lo que representa de 900 a 1,800 litros de producción de leche en toda la lactancia.

Por lo tanto, se hace necesario implementar buenas prácticas en el manejo alimenticio de la vaca en transición, con el objetivo de minimizar los problemas de salud y optimizar la productividad/rentabilidad durante el resto de su lactancia.

Para lograr tener éxito en la implementación de las buenas prácticas debemos entender las modificaciones hormonales, fisiológicas, metabólicas, ruminales e inmunodepresivas que sufre la vaca en este período.

Modificaciones hormonales, fisiológicas y metabólicas

A medida que se acerca el parto, la concentración plasmática de progesterona en la sangre disminuye y la del estradiol aumenta. A este cambio se le atribuye gran parte de la disminución del consumo de la materia seca (CMS) alrededor del parto (ver Figura 1).

 

 

El CMS disminuye en un 5% por semana (comparado con la etapa de seca) en las tres últimas semanas antes del parto y en un 30% en los últimos tres a cinco días antes de la parición (Ver fi gura 2).

 

 

Adicionalmente, las demandas para el crecimiento del feto y la placenta están al máximo, sumado a que los requerimientos de energía, aminoácidos y ácidos grasos de la glándula mamaria crecen exponencialmente para la producción de calostro y, posteriormente, leche. Esta diferencia entre lo consumido y lo requerido determina un balance energético negativo (BEN) que se prolonga durante las primeras semanas de lactancia (ver figura 3).

 

 

Buenas prácticas en el manejo alimenticio

1. Objetivos

- Preparto: reducir al mínimo la caída inevitable en el CMS que se produce antes del parto. Disminuir la incidencia de los desórdenes metabólicos, nutricionales y alimenticio en postparto.

- Postparto: cría sana y maximizar el consumo de alimento lo más pronto posible.

2. Estrategias

- En ambas fases es primordial separar a los animales según categoría: primerizas y multíparas, para evitar competencia en el comedero.

- Con el fin de otorgar un confort a las vacas (área de descanso y alimentación), el corral debe llenarse sólo hasta un 80% de su capacidad.

- Garantizar un espacio mínimo de 60 y 75cm/vaca en el comedero para Preparto y Postparto, respectivamente. Los comederos deben estar bajo sombra.

- Suministrar agua fresca y salubre. Existe evidencia bibliográfi ca que en preparto las vacas requieren entre 50-60 litros y en postparto entre 80-100 litros de agua. Sin embargo, en épocas de estrés calórico, este requerimiento se incrementa en más del 50%.

- La ración de preparto debe contener los mismos ingredientes y ser de la misma presentación que la ración postparto para evitar el rechazo en el consumo y lograr el acostumbramiento de la fl ora ruminal.

- La ración de postparto debe repartirse al menos tres veces al día para estimular el consumo y debe incluir insumos palatables (ejemplo: melaza).

- Limpiar los comederos diariamente para reducir al mínimo el riesgo de hongos y micotoxinas, y el calentamiento de la dieta ya que deprime el consumo.

- Asegurar que las vacas consuman la ración formulada en el comedero, para ello se debe evaluar semanalmente el TMR:

1. Distribución del tamaño de partículas, utilizando las cajas de PennState.

2. Homogeneidad de mezclado, con un coefi ciente de variación menor de 3,5%.

- El consumo de materia seca en preparto es alrededor de 11 kg y en postparto 16 kg. Para monitorear el consumo, se debe pesar el alimento entregado y el residuo diariamente por corral, y ajustar de ser necesario. Se sugiere, mantener un residual en el comedero entre 5 y 7% en preparto y un mínimo de 7% en postparto.

- La fuente de fi bra debe ser de calidad, por ejemplo: chala/silo de maíz y/o heno de alfalfa, con una participación entre el 65 a 70% y de 40 a 50% en la ración total de preparto y postparto, respectivamente.

- Garantizar el aporte de fibra efectiva (para la rumia y fermentación ruminal) con un adecuado tamaño de corte del forraje, se sugiere entre 2 a 4 cm para chala de maíz y entre 5 a 6 cm de heno de alfalfa.

- Mantener un contenido de MS de la ración entre 45 y 55%, reduce la selección de ingredientes en el comedero y asegura que las vacas consuman los nutrientes necesarios. Para esto, se sugiere medir frecuentemente el contenido de materia seca de los forrajes utilizando un horno microondas o el Koster.

- Asegurar la inclusión de aditivos necesarios en la vaca pre y postparto que ayudarán a disminuir los desórdenes metabólicos y nutricionales. Se sugiere la recomendación de su especialista en nutrición.

Los aditivos recomendado son:

• Compuestos aniónicos

Etapa: preparto. Objetivo: acidifi car la ración aumentando los niveles de calcio en la sangre, estimulando la movilización de calcio de los huesos y la absorción de calcio en el intestino.

• Metionina sobrepasante

Etapa: pre y postparto. Objetivo: minimizar la formación de hígado graso y contribución en la reducción de cetosis.

• Colina by pass

Etapa: pre y postparto. Objetivo: vitamina del complejo B y principal componente para la reducción de hígado graso y cetosis.

• Cultivo de levaduras (Saccharomyces Cerevisiae)

Etapa: pre y postparto. Objetivo: estimula bacterias digestoras de fi bra, estabiliza el ambiente ruminal y utiliza ácido láctico.

• Monensina (ionóforo)

Etapa: pre y postparto. Objetivo: cambia los patrones de ácidos volátiles del rumen y mejora la efi ciencia en conversión de alimento.

- Evaluar la condición corporal de los animales.

- Objetivo es de 3.5 (rango aceptable 3.25 a 3.75). Vacas sobrecondicionadas en preparto tienen predisposición a desordenes metabólicos, desplazamiento de abomaso, distocia, retención de placenta, infecciones uterinas y quistes.

- Vacas que pierden demasiado peso al parto tienen baja persistencia en la lactancia y reservas energéticas inadecuadas para la reproducción.

Bibliografía consultada

- Block, E. 2010. Transition Cow Research – What Makes Sense Today?. High Plains Dairy Conference. Amarillo, Texas.

- Cardoso, F. C. 2018. Nutrition Aspects During the Transition Period in Dairy Cows. Four-State Dairy Nutrition and Management Conference.

- Andresen, H. 2008. La Vaca en Transición.

- Schroeder, J. 2001. Feeding and Managing the Transition Dairy Cow.

- Beede, D. 1997. Nutritional Management of Transition and Fresh Cows for Optimal Performance. 34th Florida Dairy Production Conference, Gainesville.

- Grummer, R. 1996. Close-Up Dry Period: Feeding Management for a Smooth Transition. Western Canadian Dairy Seminar (USA).

Comentarios
Agregar nuevo comentario

Publicidad
Artículos más vistos

Buenas prácticas de ordeño para producir leche de calidad

En nuestro país la implementación d...

Desplazamiento de abomaso a la izquierda en vacas lecheras

El desplazamiento de abomaso es una a...

Beneficios que otorga la genética en la producción ganadera

Nuevos avances en la tecnología repr...

La prueba de tuberculina

La prueba de tuberculina constituye, ...

Inseminación artificial: ¿De qué depende su éxito o fracaso?

La inseminación artificial (IA) es e...

Neosporosis bovina: un problema latente de la ganadería

La Neosporosis se ha convertido en un...

Manual de manejo y alimentación de vacunos:

RECRÍA DE ANIMALES DE REEMPLAZO EN S...




Actualidad Ganadera © 2019 Actualidad Ganadera no se hace
responsable por el contenido de sitios externos. Leer más.