Jueves, 18 de Julio del 2019
Última actualización: jueves 18 julio 2019
Autor (es): Dr. RAUL J. SANTIVANEZ VIVANCO


Mastitis: Nuevas alternativas de solución para un viejo problema


La intensificación de los sistemas de producción lechera han determinado una selección muy agresiva de los animales más productivos. Producir más al menor costo ha sido una constante.

Mastitis: Nuevas alternativas de solución para un viejo problema

La producción de leche y la mastitis son dos aspectos que estarán unidos por siempre en la explotación intensiva. La vaca durante su cría, en forma natural, en las invernas o ahijaderos casi nunca es atacada de mastitis. Hace algunos años administré una hacienda ganadera en el alto Piura, y durante los largos años que pasé allí nunca observé una vaca con mastitis, y estamos hablando de explotaciones ganaderas de miles de cabezas de ganado.

Actualmente, para muchos técnicos en la materia, la mastitis es una enfermedad de las vacas causada por el hombre; esto es debido a sus sistemas de explotación, al desconocimiento de la fisiología animal, a la falta de Buenas Prácticas de Higiene (BPH), Buenas Prácticas de Manipulación (BPM), saneamiento ambiental y de bienestar animal. Aquí es donde terminamos convirtiendo a las vacas en máquinas de producir leche y al final las descartamos sin llegar a su edad adulta.

Factores que influyen directamente en la presentación de una mastitis: humano (desconocimiento), biológico (patógenos), físicos (traumatismos, entre otros), propiciando que se instalen bacterias responsables de enfermedades que afectan a la glándula mamaria, originando en ella un proceso inflamatorio que tiende a volverse crónico cuando no es solucionado en forma oportuna y correcta. Es importante reconocer su gran importancia económica, por cuanto estudios demuestran que casi el 10% de las vacas se descartan o eliminan por mastitis.

La intensificación de los sistemas de producción lechera han determinado una selección muy agresiva de los animales más productivos. Producir más al menor costo ha sido una constante. Lamentablemente, la selección en una sola dirección (productividad), descuidando otros aspectos como salud y bienestar animal, han superado los límites biológicos de nuestras vacas, causando bajas en la reproducción y un aumento de las enfermedades metabólicas (mastitis, metritis, etc).

Los conceptos y clasificaciones de la mastitis las pasaremos por alto, pues considero que es un tema bastante estudiado y conocido, y la intención del presente artículo es hacer conciencia en los ganaderos y médicos veterinarios que existen temas y conceptos que hemos olvidado o que simplemente desconocemos, y que debemos poner en práctica para controlar en forma eficiente la mastitis. La industria no contribuye en los esfuerzos individuales como debería ser, pues ellos son los más beneficiados con la leche de buena calidad, razón por la que deberían tener una mayor participación.

 

 

Abuso de la antibiótico terapia

Lo primero que debemos aceptar es que a nivel mundial se está haciendo un mal uso de los antibióticos, sin tener en cuenta que en la actualidad cada día se reportan más casos de bacterias multirresistentes. La OMS tiene estudios que nos reportan que en la actualidad mueren 70 mil personas al año por esta causa y al año 2050 esta cifra llegará a 300 millones de muertes debido a las bacterias multirresistentes; esta es una realidad de actualidad que no podemos olvidar. En la terapia antibacteriana en la medicina veterinaria el mayor empleo de antibióticos es en la mastitis.

En la mayoría de casos se emplean drogas sin un previo análisis bacteriológico y, lo peor del caso, es que la decisión de compra la toman personas ajenas a la medicina veterinaria sin un conocimiento del problema. El empleo de los laboratorios de diagnóstico en nuestro país es casi nulo, el recuento de unidades formadoras de colonias se realiza poco y casi ningún establo tiene definido un programa de calidad e inocuidad de la leche. Muy pocos ganaderos aceptan que las mayores pérdidas de la mastitis no se deben al costo de las medicinas, sino, como en cualquier otra enfermedad, a las bajas en producción que ellas originan.

Elaboración de un correcto programa de control

Para la elaboración de un correcto programa de control debemos plantearnos y contestar las siguientes preguntas:

1. ¿Cuál es la incidencia de nuevos casos de mastitis clínica?

2. ¿Cuáles son las bacterias más frecuentes en los casos de mastitis clínica?

3. ¿Nuestros protocolos están teniendo los resultados esperados?

4. ¿Qué porcentaje de reincidencias tenemos?

5. ¿Cuántos cuartos perdidos tenemos en el establo?

6. ¿Cuál es el porcentaje de vacas muertas o descartadas por la mastitis?

Todo programa de control debe tener metas bien claras y definidas, sobre todo deben ser metas posibles de alcanzar, y además deben ir acompañadas de un presupuesto de las inversiones necesarias para su implementación y de los plazos para su correcta evaluación.

Puntos para una correcta administración de la mastitis

1. Una correcta rutina de ordeño, la misma que incluirá una eficiente rutina de ordeño (prevención).

2. Correcto funcionamiento del equipo de ordeño y un permanente mantenimiento y evaluación (prevención).

3. Buenas prácticas de bienestar animal (prevención).

4. Eficiente y oportuno tratamiento de la mastitis clínica y de las subclínicas, cuando ellas lo ameriten (acción + prevención).

5. Eliminación de todas las vacas con infecciones crónicas (acción + prevención).

6. Manejo correcto y prioritario de la vaca seca (acción + prevención).

7. Eficiente cría y manejo de los reemplazos (acción + prevención).

8. Excelente salud animal en el establo (acción + prevención).

9. Correcta selección de los reproductores (prevención).

10. Monitoreo y evaluación permanente de la mastitis (prevención).

11. Responsabilidad conjunta de todo el personal técnico del establo (prevención).

Como ustedes podrán observar, existen puntos que se refieren exclusivamente a la prevención y otros necesitan de prevención y acción (ellos aparentemente serían los más urgentes), pero sin excluir a las acciones necesarias de prevención. A continuación, analizaremos algunos de estos puntos que consideramos no están siendo tomados en cuenta y, que en nuestra opinión, deben ser considerados.

 

 

Buenas prácticas de bienestar animal

Lo primero que debemos saber es que todas las mastitis causan dolor y apatía, lo que les impide una correcta alimentación y origina bajas en la producción, también libera una serie de catecolaminas e histaminas que no permiten un descanso tan necesario para la síntesis de la leche. Además, causa inquietud durante el ordeño, disminuye el tiempo de descanso y el tiempo de rumia. El área deficiente en los corrales y bebederos es la principal causa de las interacciones violentas entre las vacas que afectarán directamente la producción, al limitar el consumo de alimento y bebida, así como también, el área de descanso tan necesario para la producción.

El estrés social causado por esta deficiencia se presenta cuando se mezclan vacas o cuando una vaca invade el espacio de otra. Las vacas son animales gregarios, la dominancia y subordinación están bien defi nidos, y si aceptamos que una vaca no tiene capacidad de conocer a más de 80 congéneres, el establecimiento de este orden se altera con demasiada facilidad, más aún con la práctica de cambiar los lotes con frecuencia. Los corrales húmedos serán causales de mayores mastitis provocadas por patógenos ambientales, y además existe gran cantidad de estudios que nos demuestran la relación positiva que existe entre vacas sucias y mastitis.

El área más importante de un establo es la sala de ordeño, allí se genera el ingreso de la ganadería lechera y, muy a pesar de ello, no se le da la debida atención. El tiempo de ordeño se evalúa en la rapidez y no en la eficiencia, el flujo de ingreso y las facilidades de salida no son correctamente evaluadas. Conozco establos en donde las vacas se demoran más en entrar y salir a la sala que en ser ordeñadas, esta deficiencia afecta en gran medida a la “bajada de la leche”.

Proceso que también se afecta cuando se arrea en forma incorrecta las vacas a la sala de ordeño. Sería importante saber cuántos ganaderos evalúan el bienestar en la sala de ordeño. El proceso de la inseminación artificial, que es una práctica importante y rutinaria, también se puede convertir en un factor determinante para la presentación de mastitis. En un establo donde realizábamos las pruebas de CMT los lunes, observamos que el 20% de los nuevos casos de mastitis se debían a que las vacas habían mostrado celo el sábado o el domingo. Esto se debía al sistema de sujetar la vaca para la inseminación en el corral, situación que se puede obviar estableciendo una puerta aparte a la salida de ordeño.

Manejo correcto y prioritario de la vaca seca

Es por todos conocido que el mayor porcentaje de mastitis que se presenta en los primeros 100 días han tenido su origen en el período de seca. El ingreso de los patógenos a la ubre al inicio de la seca y en el calostro génesis, en la mayoría de los casos, se debe a las particularidades del “esfínter” del pezón que permite su ingreso.

Si observamos deficiencias en los corrales de producción, esta situación es más grave en los corrales donde viven las secas y donde muchas veces realizan la labor de parto.

 

 

Al finalizar la gestación, hay un incremento de los “REOS”, esto por efectos de la peroxidación lipídica debido al menor consumo de materia seca, la mayor presencia de sustancias oxidantes limita la acción antibacteriana del sistema inmunológico. Las enfermedades de la transición tienen un gran impacto sobre la economía de los establos, por lo que las estrategias de nutrición y manejo de la alimentación en el preparto tienen una importancia fundamental. Durante la seca se presenta una leucopenia, disminuyen los niveles de lactorferrina, lisozimas e inmunoglobulinas, lo que sumado a las defi ciencias del esfínter, representan las principales causas de las infecciones intramamarias durante la seca.

Deficiencias del sistema inmunológico de la ubre

El esfínter y el canal del pezón son las primeras barreras defensivas de la ubre. Cuando los patógenos ingresan a la ubre seca, el mecanismo de acción de las lisozimas, lactoferrina y lactoperoxidaza son casi nulos. Con la disminución del flujo sanguíneo, la presencia de las células blancas, principalmente macrófagos y polimorfo nucleares, está muy disminuida.

La cascada hormonal del periparto que es necesaria para la correcta fisiología del parto es la responsable de las siguientes alteraciones del sistema inmunológico:

1. Menor tasa de fagocitosis.

2. Menor blastogénesis de leucocitos.

3. Menor capacidad de los linfocitos B para producción de anticuerpos.

4. Disminución del porcentaje de linfocitos T.

5. Disminución del patrón de tráfico de leucocitos.

6. Estos cambios se deben a bajos niveles de progesterona e incremento de estrógenos y corticos esteroides, apoyados por un balance energético negativo.

Recomendaciones finales

1. Tener muy presente que la mastitis es una enfermedad multifactorial y su presentación se verá incrementada por los factores que hemos enunciado.

2. Todo programa de control eficiente debe actuar en los diversos frentes de acción del establo lechero, no solamente en la mecánica y manejo del ordeño.

3. Debe ser programado, dirigido y monitoreado por un profesional en medicina veterinaria.

4. Sin el compromiso del ganadero o de las gerencias es poco lo que se puede lograr en el control de esta enfermedad.

5. Se debería constituir a nivel nacional un comité para mejorar la calidad de la leche con todos los agentes involucrados, donde deberían tener lugar la FMV de la UNMSM, la SPB, AGALEP y la industria lechera.

Comentarios
Agregar nuevo comentario

Publicidad
Artículos más vistos

Buenas prácticas de ordeño para producir leche de calidad

En nuestro país la implementación d...

Desplazamiento de abomaso a la izquierda en vacas lecheras

El desplazamiento de abomaso es una a...

Beneficios que otorga la genética en la producción ganadera

Nuevos avances en la tecnología repr...

La prueba de tuberculina

La prueba de tuberculina constituye, ...

Inseminación artificial: ¿De qué depende su éxito o fracaso?

La inseminación artificial (IA) es e...

Neosporosis bovina: un problema latente de la ganadería

La Neosporosis se ha convertido en un...

Manual de manejo y alimentación de vacunos:

RECRÍA DE ANIMALES DE REEMPLAZO EN S...




Actualidad Ganadera © 2019 Actualidad Ganadera no se hace
responsable por el contenido de sitios externos. Leer más.