Última actualización: mircoles 22 mayo 2019
Autor (es): ING. ZOOTECNISTA. LEONARDO GUTIERREZ
ASESOR TECNICO FARMACIA GANADERIA - MONTANA

Flunixin es el antiinflamatorio más versátil que tenemos en ganadería


Flunixin es el antiinflamatorio más versátil que tenemos en ganadería

La inflamación es el resultado de una serie de eventos que se desencadenan luego de la lesión de un tejido por un trauma mecánico, microorganismos infecciosos, calor, frío, radiación e incluso células cancerosas. Estos eventos resultan en la acumulación de fluido, electrolitos, proteínas plasmáticas y leucocitos alrededor del tejido lesionado, y son reconocidos clínicamente por los cuatro signos de la inflamación: enrojecimiento, calor, hinchazón y dolor, además de la pérdida de la función del tejido afectado (Ackermann, 2012).

La función primaria de la respuesta inflamatoria es eliminar la lesión y remover los componentes tisulares lesionados, permitiendo que se realice una correcta reparación del tejido (Murphy, 2015). Sin embargo, en algunos casos, se presenta una respuesta inflamatoria excesiva o prolongada que puede ser perjudicial y aún más dañina que el agente o sustancia primaria que causa la inflamación. En los rumiantes se ha descrito una inflamación excesiva en casos de anafilaxia, neumonía, mastitis, tuberculosis, paratuberculosis y por el consumo de ciertas toxinas vegetales (Ackermann, 2012).

En el proceso normal de la inflamación, la lesión tisular es seguida por cambios vasculares inmediatos y prolongados, donde los mediadores químicos y células del tejido dañado estimulan la vasodilatación conduciendo a una fuga de fluido hacia los tejidos, formándose el edema. Las plaquetas son activadas para iniciar la formación del coágulo y liberan histamina para incrementar la permeabilidad vascular mientras que las células endoteliales, que igualmente ayudan a la formación del coágulo, también atraen neutrófilos y macrófagos, que son los encargados de eliminar los microbios y remover el tejido dañado para iniciar la reparación de la lesión (Figura 1) (Murphy, 2015).

Figura 1. Eventos desencadenados en la inflamación causada por bacterias

Fuente: Murphy (2015).

Cuando se trata de enfermedades en los animales, hay que tener en cuenta que algunas veces una enfermedad puede progresar internamente sin mostrar los signos clásicos de la inflamación, como en el caso de la neumonía, aunque se observan otros signos clínicos que indican que los pulmones están experimentando una reacción inflamatoria debido a la infección (Ackerman, 2012; Clark-Prince, 2014). En el Cuadro 1 se enumeran los principales signos clínicos que pueden observarse en casos de una reacción inflamatoria con dolor debido a diversas enfermedades en los animales.

Fuente: Ackermann (2012), Clark-Prince (2014).

Antiinflamatorios no esteroideos

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) no sólo tienen efecto contra la inflamación y el dolor, se han descrito ampliamente sus propiedades antipiréticas y antiendotoxémicas (Clark-Price, 2014). Al mismo tiempo, el uso de un AINE alivia el dolor y la inflamación sin los efectos colaterales inmunosupresores y metabólicos asociados con los corticosteroides (Hassan et al., 2016). Por otro lado, los AINEs son bien absorbidos, independientemente de la vía de administración elegida y son atrapados en los tejidos inflamados, lo que permite una mayor acción que otros antiinflamatorios (Laven et al., 2012).

Además de su uso antiinflamatorio, los AINEs son utilizados principalmente en Medicina Veterinaria como analgésicos y adyuvantes en una serie de tratamientos utilizados principalmente para reducir los efectos de enfermedades primarias que causan dolor agudo o crónico, fiebre, endotoxemia, aumento de la permeabilidad vascular, edema e hipercoagulabilidad (Clark-Price, 2014). El propósito para el uso de AINEs es mejorar el bienestar de los animales y reducir el período de depresión y pérdida de apetito relacionados con el dolor y la inflamación. Se ha demostrado que la producción láctea, calidad de leche y el consumo de alimento no son afectados por el uso de AINEs (Giammarco et al., 2016).

Flunixin: más que un antiinflamatorio

Flunixin es uno de los AINEs más versátiles que se utilizan en Medicina Veterinaria y en la práctica diaria se recomienda para el alivio de la inflamación y fiebre en la enfermedad respiratoria bovina, para el tratamiento de enfisema pulmonar agudo en bovinos, el control de la inflamación en la endotoxemia por mastitis aguda, en especial por coliformes, como un adyuvante en el tratamiento de sepsis de cualquier índole y para el tratamiento de alteraciones musculoesqueléticas (AAVPT, 2007; Hassan et al., 2016; Barragan, 2018). Asimismo, debido a sus propiedades analgésicas, flunixin es considerado eficaz para controlar el dolor ortopédico y de tejidos blandos postquirúrgico, y disminuir la inflamación intraocular después de la cirugía oftálmica (Clark-Price, 2014).

En la actualidad, el uso de flunixin está autorizado en varios países para su uso en bovinos adultos lecheros y de carne, además, se puede utilizar en animales gestantes y no tiene efectos narcóticos como otros analgésicos. Como los otros AINEs, flunixin también persiste en el tejido inflamado y se ha demostrado que su acción antiinflamatoria permanece aún cuando ya no son detectables concentraciones plasmáticas del fármaco. Flunixin tiene una vida media de 3 a 8 horas (Huber et al., 2013).

Se han realizado diversos estudios que determinaron la eficacia de flunixin como antiinflamatorio, analgésico y antiendotóxico. Schulz et al. (2011) determinaron el efecto de flunixin sobre el alivio de la cojera en toretes de raza lechera con artritis-sinovitis inducida por anfotericina B. Ellos indujeron la lesión en la articulación interfalángica distal del dedo rudimentario del miembro posterior izquierdo de diez toretes. Cinco de estos animales fueron tratados con flunixin en el momento de la inducción y 12 horas después, a una dosis de 1 mg/kg vía endovenosa. Los cinco animales del grupo control no recibieron tratamientos. Este trabajo halló que los toretes no tratados tuvieron dos veces más probabilidad de mantener la cojera que los toretes tratados, además, los toretes que recibieron flunixin mejoraron significativamente, tuvieron mayor fuerza y área de contacto en la pata afectada, y estuvieron mayor tiempo de pie que los toretes del grupo control. Los investigadores concluyeron que flunixin es eficaz para proporcionar analgesia en novillos con una cojera inducida.

En el año 2012, Yeiser et al. investigaron los efectos de la administración de flunixin sobre la actividad, ingesta de alimento y parámetros lácteos de vacas con mastitis inducida experimentalmente por Escherichia coli. Ellos utilizaron 24 vacas lecheras primíparas y multíparas que fueron desafiadas con E. coli en un solo cuarto mamario. De estos animales, solamente a 12 se les administró flunixin a una dosis de 2.2 mg/kg de peso vivo a la presentación de los signos de mastitis clínica y el resto de vacas permaneció no tratado. Se halló que las vacas tratadas con flunixin tuvieron mayor actividad y permanecieron más tiempo caminando y, por lo tanto, tuvieron mayor ingesta de alimento que las vacas no tratadas. Además, las vacas tratadas con flunixin tuvieron una mayor producción de leche comparadas con las vacas no tratadas. Este trabajo concluyó que el uso de flunixin puede ser recomendado como terapia de apoyo para aliviar los efectos adversos asociados con la mastitis por E. coli.

Respecto al uso de fármacos en el tratamiento del dolor postquirúrgico en bovinos, se ha descrito la concentración sérica de cortisol como un indicador del dolor y estrés en terneros (Huber et al., 2013). En el estudio realizado por Webster et al. (2013) se evaluó el efecto de flunixin más anestesia local sobre la respuesta al cortisol, conducta y desempeño de terneros de raza lechera después de la castración quirúrgica. Estos investigadores utilizaron 30 terneros Holstein entre 2 a 3 meses de edad y fueron sometidos a cinco diferentes tratamientos: castración con lidocaína, castración con flunixin a una dosis de 1.1 mg/kg de peso vivo, castración con lidocaína más flunixin, castración sin fármacos y un grupo final con simulación de castración. Se halló que el grupo no tratado y el tratado con lidocaína tuvieron un aumento de la concentración de cortisol por más de 60 minutos, mientras que el grupo tratado solamente con flunixin tuvo un incremento de la concentración de cortisol de aproximadamente 45 minutos y el grupo tratado con flunixin más lidocaína no tuvo aumento de la concentración basal de cortisol. Además, los terneros tratados con flunixin tuvieron conductas más normales y menos postración que el resto de terneros, concluyéndose que el uso de lidocaína sola no basta para realizar la castración quirúrgica de manera analgésica y la adición de flunixin logra aliviar el dolor en terneros sometidos a este proceso.

Por otra parte, el tratamiento con AINEs ha sido recomendado luego del descorne para reducir el dolor causado por este procedimiento. El descorne en terneros es asociado con destrucción tisular y causa un significativo dolor y estrés. La concentración de cortisol en terneros descornados tratados con flunixin indica que la respuesta al dolor después del descorne puede ser reducida por la administración de flunixin antes del procedimiento. Los terneros que recibieron 2.2 mg/kg de flunixin 20 minutos antes del descorne mostraron menores concentraciones de cortisol sérico que los terneros control. Esta diferencia fue más marcada para los terneros que recibieron una segunda dosis de flunixin 3 horas después del descorne. Por consiguiente, puede ser recomendada la administración de flunixin antes del descorne de terneros en la práctica veterinaria (Huber et al., 2013).  

Con respecto al uso de flunixin en el periparto, ha sido propuesto que la inflamación es el eslabón perdido en la patología de las alteraciones metabólicas en las vacas recién paridas. Los fármacos AINEs tienen efectos antiinflamatorios, analgésicos, antiendotóxicos y antipiréticos en bovinos. Como tal, se espera que tengan efectos significativos en bovinos en el período postparto inmediato. La administración de AINEs en el postparto reduce la inflamación y dolor asociado con el parto, con lo que mejora la salud y bienestar de la vaca y ayuda a mantener o aún mejorar la consiguiente fertilidad y producción láctea (Giammarco et al., 2016).

Barragan (2018) indica que el rápido control de la respuesta inflamatoria después del parto es necesario con el objetivo de permitir los procesos de desprendimiento de la placenta y remoción de loquios y eliminar la contaminación bacteriana uterina, previniendo enfermedades como la metritis puerperal y mejorando el desempeño reproductivo en los bovinos. Es considerado que el proceso del parto es un evento doloroso y estresante, y si no es manejado apropiadamente, las vacas pueden experimentar exacerbadas alteraciones inflamatorias y metabólicas que pueden conducir a un perjuicio de su desempeño y salud. Los fármacos recomendados para tratar el dolor y la inflamación alrededor del parto son los fármacos AINEs (Laven et al., 2012).

En el estudio realizado por Giammarco et al. (2016) se demostró que el uso de flunixin inmediatamente postparto disminuye la incidencia de placenta retenida en vacas multíparas y la tasa de descarte de las vacas antes de los 150 días en leche. Probablemente el tratamiento con flunixin puede haber favorecido la involución uterina y determinado una mayor eficiencia reproductiva al primer servicio como consecuencia de una mejor adaptación metabólica, mejorando el bienestar y el desempeño reproductivo de la vaca. Los autores de este estudio concluyen que una sola inyección de flunixin en vacas no febriles inmediatamente después del parto afecta positivamente la adaptación metabólica en la lactación, mejorando el bienestar y desempeño de los bovinos. También demostraron que flunixin favorece un aumento en la tasa de preñez, con un mayor número de vacas preñadas al primer servicio, no obstante, recomiendan más estudios para corroborar sus hallazgos.

También se ha demostrado la eficacia clínica de flunixin como adyuvante al tratamiento antibiótico para la enfermedad respiratoria bovina. Thiry et al. (2014) demostraron la eficacia de una formulación de flunixin con florfenicol en el tratamiento de enfermedad respiratoria bovina en toretes, utilizando una sola dosis de la combinación. Por otra parte, Hassan et al. (2016) indican que la pirexia disminuye significativamente 2 a 4 horas después del tratamiento con flunixin y la consolidación pulmonar es menor que en los animales tratados solamente con antibiótico en bovinos con enfermedad respiratoria.

Para finalizar, Teodoro et al. (2018) han demostrado la eficacia de flunixin para brindar analgesia postquirúrgica en terneros sometidos a laparotomía debido a problemas umbilicales. Ellos utilizaron 24 terneros que fueron divididos en cuatro grupos: el primer grupo recibió flunixin a una dosis de 1.1 mg/kg, el segundo grupo recibió flunixin a una dosis de 2.2 mg/kg, el tercer grupo recibió otro AINE y el cuarto grupo compuesto de seis animales saludables fue el grupo control. Ellos hallaron que independientemente de la dosis, flunixin fue eficaz en el tratamiento del dolor postquirúrgico y tuvo un buen efecto antiinflamatorio después de la laparotomía para corregir problemas umbilicales

.

Recomendaciones finales

Flunixin no es sólo un antiinflamatorio. Es un fármaco AINE ampliamente utilizado para controlar la fiebre asociada con trauma tisular, por enfermedad respiratoria bovina, para reducir la inflamación y fiebre durante la endotoxemia por mastitis, entre otros usos, y con la ventaja de poder ser utilizado en animales en gestación (Cuadro 2) (Giammarco et al., 2016).

Debido a que flunixin no es selectivo para las enzimas COX, en general se debe tener cuidado con la selección del paciente cuando se utiliza este AINE. La enzima COX existe en dos isoformas: COX-1 y COX-2. COX-1 es la principal responsable de la síntesis de prostaglandinas necesarias para el mantenimiento normal de las funciones del tracto gastrointestinal, función renal y función plaquetaria, mientras que COX-2 es inducida y responsable de la síntesis de prostaglandinas que son importantes mediadores del dolor, inflamación y fiebre (Papich, 2016). Esta clase de fármacos debe ser utilizada en pacientes sin disfunción renal, gastrointestinal o hepática. Por otra parte, en bovinos, los AINEs pueden ser utilizados junto con otros tratamientos para aliviar el dolor asociado con alteraciones gastrointestinales y eventos postquirúrgicos (Clark-Price, 2014). 

También hay que tener en cuenta que en bovinos la vida media de flunixin es de 3-8 horas vía IV y en terneros es de 6 horas, pero es mayor cuando se administra vía IM (Papich, 2016). En consecuencia, flunixin es utilizado principalmente para el tratamiento a corto plazo del dolor y la inflamación en casos de enfermedades de rápido curso como la mastitis por coliformes en bovinos. También se recomienda su uso con una sola dosis como tratamiento de diarrea en terneros de raza lechera (AAVPT, 2007; Papich, 2016).

Finalmente, no hay que olvidar que flunixin es un fármaco de apoyo para aliviar los signos clínicos de varias enfermedades, por lo cual, es un adyuvante al tratamiento antibiótico local o sistémico para reducir el dolor y la fiebre y lograr un mejoramiento clínico más rápido, hecho que ha sido demostrado cuando los AINEs son combinados con una terapia antibiótica correcta y tratamientos de apoyo tales como la fluidoterapia (Giammarco et al., 2016).

NEOGLUDYNE®

NEOGLUDYNE® es un antiinflamatorio no esteroideo (AINE) con una efectiva acción antiinflamatoria, analgésica y antipirética que ejerce un amplio margen terapéutico para las diversas alteraciones del sistema musculoesquelético, los dolores viscerales asociados con cólicos y como coadyuvante a antibioterapias. Cada 100 ml de Neogludyne® contiene 5 g de flunixin de meglumina.  

NEOGLUDYNE® se administra por vía intramuscular, subcutánea o endovenosa cada 24 horas durante 3 días consecutivos o según criterio del Médico Veterinario. Para equinos, bovinos y porcinos la dosis es 1.1 – 2.2 mg/kg de peso vivo o 1 – 2 ml/45 kg de peso vivo. Para caninos la dosis es de 1.1 mg/kg de peso vivo o 0.2 ml/9 kg de peso vivo. Para felinos la dosis es de 0.275 mg/kg de peso vivo o 0.05 ml/9 kg de peso vivo.

Bibliografía

[AAVPT] American Academy of Veterinary Pharmacology and Therapeutics. 2007. Flunixin (Veterinary – Systemic). [Internet], [7 diciembre 2018]. Disponible en: https://cdn.ymaws.com/www.aavpt.org/resource/resmgr/imported/flunixin.pdf  

Ackermann MR. 2012. Inflammation and healing. En: Zachary JF, McGavin MD, eds. Pathologic basis of veterinary disease. 5ª ed. Missouri: Elsevier Mosby. p 89-146.

Barragan AA. 2018. Pain and inflammation management after parturition in dairy cattle. En: 2018 Mid-Atlantic States Conference for Bovine Practitioners. Maryland: American Association of Bovine Practitioners.

Clark-Price S. 2014. Nonsteroidal anti-inflammatory drugs and corticosteroids. En: Egger CM, Love L, Doherty T, eds. Pain management in veterinary practice. Iowa: Wiley Blackwell. p 69-77.

Giammarco M, Fusaro I, Vignola G, Manetta AC, Gramenzi A, Fustini M, Palmonari A, Formigoni A. 2016. Effects of a single injection of flunixin meglumine or carprofen postpartum on haematological parameters, productive performance and fertility of dairy cattle. Anim Prod Sci 58(2): 322-331. https://doi.org/10.1071/AN16028

Hassan F, Altaf S, Ijaz M, Tahir M. 2016. A review of flunixin meglumine. Int J Med Res 1(2): 136-138. https://doi.org/10.22271/medicine

Huber J, Arnholdt T, Möstl E, Gelfert C-C, Drillich M. 2013. Pain management with flunixin meglumine at dehorning of calves. J Dairy Sci 96: 132-140. http://dx.doi.org/10.3168/jds.2012-5483   

Laven R, Chambers P, Stafford K. 2012. Using non-steroidal anti-inflammatory drugs around calving: maximizing comfort, productivity and fertility. Vet J 192: 8-12. http://dx.doi.org/10.1016/j.tvjl.2011.10.023

Murphy HS. 2015. Inflammation. En: Strayer DS, Rubin E, Saffitz JE, Schiller AL, eds. Rubin’s Pathology – Clinicopathologic foundations of medicine. 7ª ed. Baltimore: Wolters Kluwer Health. p 55-94. 

Papich MG. 2016. Saunders handbook of veterinary drugs – Small and large animal. 4ª ed. Missouri: Elsevier. 933 p.

Schulz KL, Anderson DE, Coetzee JF, White BJ, Miesner MD. 2011. Effect of flunixin meglumine on the amelioration of lameness in dairy steers with amphotericin B-induced transient synovitis-arthritis. Am J Vet Res 72: 1431-1438. https://doi.org/10.2460/ajvr.72.11.1431

Teodoro PHM, Silva JRB, Santos PSP, Viana Filho MN, Alves ALG, Hussni CA, Watanabe MJ, Rodrigues CA. 2018. Pedometria e acompanhamento bioquímico no pós-operatório de bovinos Nelore com onfalopatias. Arq Bras Med Vet Zootec 70(4): 1150-1162. http://dx.doi.org/10.1590/1678-4162-10040

Thiry J, González-Martín JV, Elvira L, Pagot E, Voisin F, Lequeux G, Weingarten A, de Haas V. 2014. Treatment of naturally occurring bovine respiratory disease in juvenile calves with a single administration of a florfenicol plus flunixin meglumine formulation. Vet Rec 174: 430. https://doi.org/10.1136/vr.102017

Webster HB, Morin D, Jarrell V, Shipley C, Brown L, Green A, Wallace R, Constable PD. 2013. Effects of local anesthesia and flunixin meglumine on the acute cortisol response, behavior, and performance of young dairy calves undergoing surgical castration. J Dairy Sci 96: 6285-6300. http://dx.doi.org/10.3168/jds.2012-6238     

Yeiser EE, Leslie KE, McGilliard ML, Petersson-Wolfe CS. 2012. The effects of experimentally induced Escherichia coli mastitis and flunixin meglumine administration on activity measures, feed intake, and milk parameters. J Dairy Sci 95: 4939-4949. http://dx.doi.org/10.3168/jds.2011-5064 

Comentarios
Agregar nuevo comentario

Publicidad
Artículos más vistos

Buenas prácticas de ordeño para producir leche de calidad

En nuestro país la implementación d...

Desplazamiento de abomaso a la izquierda en vacas lecheras

El desplazamiento de abomaso es una a...

Beneficios que otorga la genética en la producción ganadera

Nuevos avances en la tecnología repr...

La prueba de tuberculina

La prueba de tuberculina constituye, ...

Inseminación artificial: ¿De qué depende su éxito o fracaso?

La inseminación artificial (IA) es e...

Neosporosis bovina: un problema latente de la ganadería

La Neosporosis se ha convertido en un...

Manual de manejo y alimentación de vacunos:

RECRÍA DE ANIMALES DE REEMPLAZO EN S...




Actualidad Ganadera © 2019 Actualidad Ganadera no se hace
responsable por el contenido de sitios externos. Leer más.