Última actualización: mircoles 21 noviembre 2018
Autor (es): Ing. Mg. Sc. JOSE ALMEYDA MATIAS
JEFE DEL PROGRAMA DE INVESTIGACION DE LECHE DE LA FACULTAD DE ZOOTECNIA DE UNALM

Manual de manejo y alimentación de vacunos:


RECRÍA DE ANIMALES DE REEMPLAZO EN SISTEMAS INTENSIVOS Parte II (6 - 11 )

Manual de manejo y alimentación de vacunos:

VI. Características nutricionales y fórmulas de concentrado recomendadas para terneras lactantes

6.1 Características nutricionales de un concentrado de inicio

En el cuadro 3 se indican los valores nutricionales más importantes de un concentrado iniciador para terneras lactantes.

 

6.2 Ejemplo de fórmulas de concentrado de inicio

En el cuadro 4 se da ejemplo de dos fórmulas (A y B) de concentrado recomendado para terneras lactantes.

 

VII. Programa de alimentación de terneras lactantes con destete precoz

En el cuadro 5 se propone un programa de destete precoz de 60 días para terneras lactantes con uso de leche entera.

 

Consideraciones: peso al nacimiento 40 kg y ganancia de peso semanal: 5 kg.

Fuente: Almeyda (2005) En el cuadro 6, se propone un programa de destete precoz de 45 días para terneras lactantes con leche entera.

 

En el Cuadro 7, se propone un programa de destete precoz de 45 días para terneras lactantes con uso de sustituto lácteo. 

 

VIII. Manejo y alimentación de terneras de 3 a 4 meses

Después del destete de las terneras, es necesario decidir la tasa de crecimiento requerido. El programa de alimentación para esta categoría considera continuar con el suministro del mismo concentrado utilizado en el periodo lactante. Se puede iniciar la provisión de pequeñas cantidades de forraje siempre y cuando sea de calidad.

Manejo de la alimentación

El consumo de concentrado de iniciodebe ser a razón de 2 – 3 kg/animal/día. Proveer agua limpia y salubre. Evitar el exceso de condición corporal (sobre acondicionamiento).

Suministrar forraje o heno de alta calidad y digestibilidad en pequeñas cantidades. El forraje favorece el tamaño y musculatura del rumen - retículo pero limita el desarrollo papilar.

Manejo

Se deben considerar los siguientes aspectos de manejo:

Evitar que las terneras bajen de peso.

Evitar diarrea y decaimiento general. Seleccionar a las mejores como futuras madres

Evaluar el ritmo de crecimiento y desarrollo, para lo cual se debe:

- Controlar el peso y talla en forma mensual.

- Cumplir con un adecuado programa sanitario.

 

Adicionalmente a las recomendaciones alimenticias mencionadas hay que tener cuidado en no sub alimentar ni sobrealimentar a las terneras. Está probado que niveles altos de alimentación antes de la pubertad y hasta el parto pueden afectar negativamente el crecimiento de la glándula mamaria. En este sentido, es de mucha ayuda la práctica de manejo “evaluación de la condición corporal”, la que permite evaluar el estado corporal del animal como respuesta a un correcto estado nutricional. Por ello, se recomienda un valor de 2,50 a 2,75 grados de condición corporal. Otro indicador a tomar en cuenta es la ganancia de peso esperada siendo el valor recomendado: 800g/cabeza/día.

IX. Manejo y alimentación de terneras en crecimiento de 5 hasta 12 meses

En este grupo hasta la edad de 5 a 6 meses las terneras todavía no tienen la capacidad ruminal necesaria para cubrir los requerimientos nutricionales con una ración únicamente compuesta por forrajes, por lo que se les debe complementar con un concentrado de crecimiento, cuya cantidad dependerá del tipo de forraje a suministrar.

Se estima que cuando las terneras lleguen a una edad de 6 a 8 meses se completa el desarrollo total de su sistema digestivo, por lo tanto la ternera estará en capacidad de recibir una ración alimenticia basada únicamente de forraje de calidad a la cual se debe complementar con una premezcla de vitaminas y minerales.

 

Las recomendaciones más importantes son:

• La alimentación debe ser a base de forraje verde de calidad. Adicionar premezclas de vitaminas y minerales.

• Evaluar el sistema de crecimiento y desarrollo.

• A partir de los 8 meses se consolidan como rumiantes. Son consumidores de forraje. Cuando el forraje es de calidad no es necesario concentrado pero sí se debe proveer sales minerales.

• El inicio de la pubertad debe observarse entre los 8 y 9 meses de edad.

En el cuadro 8, se presenta una propuesta de programa de alimentación para terneras desde los 5 hasta los 12 meses de edad.

 

X. Manejo y alimentación de vaquillas 13-17 meses

Cuando los animales llegan a vaquillas (13 meses) tienen la suficiente capacidad ruminal para un crecimiento adecuado cuando son alimentados con raciones que únicamente contienen forrajes de buena calidad. El concentrado debe utilizarse cuando el forraje es de regular o baja calidad.

Para esta categoría se recomienda las siguientes actividades:

• Suministrar diariamente forraje verde de calidad. Complementar la ración con la adición de premezclas vitamínicas y minerales.

• En esta etapa debe realizarse el primer servicio debido a que las vaquillas han concluido su madurez sexual, para lo cual es fundamental que se disponga de la información de peso, talla y edad así como de la detección eficiente de celo para tomar una decisión correcta.

• Después de realizado el servicio, si la vaquilla no retorna al celo, entre los 45 y 60 días se debe efectuar el diagnóstico de preñez para certificar la gestación.

• Registrar de manera permanente información básica de cada animal como: peso corporal, talla y ocurrencia de celo.

 

XI. Manejo y alimentación de vaquillonas de 18 meses hasta el parto

Entre el inicio de la gestación hasta los 6 meses de preñez la alimentación es similar a la anterior categoría, sin embargo cuando la vaquillona llega a tener 7 meses de gestación, el programa de alimentación debe ser ajustado para preparar al animal para su primer parto y su primera campaña de producción de leche.

Deben recibir forraje de calidad y de manera progresiva se debe iniciar el suministro de concentrado (de preparto o transición) para asegurar una buena transición y propiciar un alto consumo de materia seca lo más temprano posible después del parto. También, debe monitorearse el estado de condición corporal de la vaquillona de tal manera que a la fecha del parto llegue en óptimas condiciones cuyo valor debe estar entre 3,25 y 3,50.

Las principales acciones a realizar son:

• Suministrar diariamente forraje verde de calidad. Complementar la ración con la adición de premezclas vitamínicas y minerales.

• Evitar el exceso de condición corporal mayor a 3,5 debido a que esto conlleva a mayor incidencia de partos distócicos y problemas metabólicos después del parto.

• 21 días antes de la fecha calculada del parto hay que preparar al animal a una nueva ración alimenticia así como manejarla para que se acostumbre al primer ordeño.

En el Cuadro 9, se presenta una propuesta de programa de alimentación para vaquillas y vaquillonas.

 

Objetivos de la crianza de vaquillas y vaquillonas

Obtener vaquillas sanas, maduras sexualmente y de desarrollo corporal adecuado para el empadre y/o inseminación entre los 13 a 15 meses de edad.

Lograr vaquillonas sanas, entre los 22 a 24 meses de edad, con un adecuado desarrollo y condición corporal para que puedan afrontar una lactación completa.

Consideraciones para formular raciones para animales de reemplazo

• No alimentar con silaje (de maíz chala, avena, etc.) o pasto verde a terneras de menos de tres meses de edad.

• Las terneras de 3 a 4 meses y de 4 a 6 meses necesitan granos suplementarios (1,5 a 2,5 kg / animal) para energía y un suplemento de proteína (250 a 500 g /ternera).

• Las terneras de 6 a 12 meses pueden necesitar granos suplementarios (0,5 a 1,5 kg/animal), dependiendo del forraje y su calidad.

• Las vaquillas de 13 a 15 meses y las vaquillonas de 16 a 21 meses, no requieren necesariamente de granos como suplemento y proteína adicional a las fuentes de forraje.

• Las vaquillonas mayores a 21 meses reciben una alimentación similar al grupo anterior, pero deben ser suplementadas con altos niveles de minerales traza y vitaminas.

• Todas las vaquillas y vaquillonas deben ser alimentadas de manera forzada con un paquete de minerales y vitaminas (que no sean de libre acceso) mezclado con forraje o grano.

• Los forrajes de mala calidad no permitirán que se tenga éxito en los programas de crecimiento acelerado. Ejemplo: si las vaquillonas paren tres meses después de los 24 meses, los costos por vaquillona aumentan de 135 a 180 dólares.

 

Bibliografía

• CERACIO, S. R. 2006. Evaluación del uso de un sustituto lácteo en sistema de destete precoz de terneros Holstein en Crianza Intensiva en la Costa Central. Tesis UNALM. Lima – Perú.

• CLAVO, M. A. 2009. Incorporación de inulina y un complejo enzimático en la relación alimenticia de terneros lactantes en crianza intensiva. Tesis UNALM. Lima - Perú.

• CUNZA, M. 2010. Evaluación del desarrollo morfológico del rumen de terneros Holstein alimentados con dietas diferentes. Tesis UNALM. Lima – Perú.

• HEINRICHS, A. J. 2005. Rumen Development in the Dairy Calf. Pennsylvania State University. USA.

• HEINRICHS, A. J. 2007. Nutrición para optimizar la salud y rendimiento de las terneras de recría. Pennsylvania State University. USA.

• NATIONAL RESEARCH COUNCIL. 2001. Nutrient Requeriment of Dairy Cattle. Nacional Academy Press. Washington. USA.

• SALAZAR, J .E. 2006. Desarrollo del rumen de termeras de leche. Universidad de Costa Rica. Costa Rica.

• WATTIAUX, M. A. (a) 1998. Crianza de terneras del nacimiento al destete. Instituto de Babcock. Universidad de Wisconsin. USA.

• WATTIAUX, M. A. (b) 1998. Crianza de terneros del destete al parto. Instituto Babcock. Universidad de Winsconsin. USA.

Comentarios
Agregar nuevo comentario

Publicidad
Artículos más vistos

Buenas prácticas de ordeño para producir leche de calidad

En nuestro país la implementación d...

Desplazamiento de abomaso a la izquierda en vacas lecheras

El desplazamiento de abomaso es una a...

Beneficios que otorga la genética en la producción ganadera

Nuevos avances en la tecnología repr...

La prueba de tuberculina

La prueba de tuberculina constituye, ...

Inseminación artificial: ¿De qué depende su éxito o fracaso?

La inseminación artificial (IA) es e...

Neosporosis bovina: un problema latente de la ganadería

La Neosporosis se ha convertido en un...

Manual de manejo y alimentación de vacunos:

RECRÍA DE ANIMALES DE REEMPLAZO EN S...




Actualidad Ganadera © 2018 Actualidad Ganadera no se hace
responsable por el contenido de sitios externos. Leer más.