Jueves, 14 de Diciembre del 2017
Ingresa a tu cuenta
E-mail:
Contraseńa:
¿Olvidastes tu contraseńa?
Última actualización: jueves 14 diciembre 2017

Autor (es): Ing. Jesús Manuel Rivero Ruiz
Investigador de la Academia de Ciencias Agrícolas de Venezuela Asesor de Inversiones Santana, Mérida, Venezuela

Productividad y bienestar animal de los sistemas intensivos para una ganadería doble propósito sostenible


Cabe destacar que el efecto negativo sobre la reproducción, causado por el estrés calórico, empieza a partir de las altas temperaturas que están asociadas con el cese de la ovulación.

Productividad y bienestar animal de los sistemas intensivos para una ganadería doble propósito sostenible

Resumen

Los sistemas silvopastoriles intensivos son una alternativa para la ganadería doble propósito ya que proporciona los requerimientos nutricionales, con menor gasto energético, lo cual es utilizado como fuente de producción eficiente de carne y leche, además de un aumento en la carga animal. Estos mitigan los efectos del calentamiento global producto de gases de tales como dióxido de carbono y metano.

El silvopastoreo es una herramienta que mejora el confort de los bovinos, aminorando los efectos del estrés calórico, que disminuye la eficiencia productiva y reproductiva de la ganadería doble propósito, reduciendo la entrada directa de los rayos solares, trayendo con esto efectos positivos como el aumento del consumo voluntario de materia seca, incrementando los tiempos dedicados a pastoreo y rumia. Los sistemas silvopastoriles es la alternativa más razonable para los ganaderos de este nuevo siglo.

Introducción

La ganadería de doble propósito (GDP), se define como sistemas donde se genera dos productos (leche y carne), esta puede cambiar dependiendo del propósito o ganancias que presenta la empresa ganadera (Camargo 2016). Es de suma importancia recalcar que la GDP aporta entre 80 y 90% de la leche vacuna que produce el país, además contribuye con cerca del 50 % de la carne nacional (Camargo, 2016). La GDP en Venezuela al igual que en el resto del trópico esta caracterizada por ser de tipo extensivo y dependientes del pastoreo para la obtención de su única fuente de alimento el forraje (Obispo et al., 2002). Teniendo en cuenta, que los suelos tropicales presentan deficiencias de nutrientes, ocasionando bajas en la productividad de las ganaderías a base de pasto. 

Artículos relacionados

Repercusiones económicas del síndrome respiratorio bovino

Importancia de la fibra en la salud ruminal del ganado productor de carne

Anudado a esto, el incremento de insumos y alimentos comerciales incrementan los costos de mantenimiento, haciendo de la GDP poco eficiente y rentable, además del empobrecimiento y degradación de los suelos y pastizales producto de la revolución verde (Sánchez et al., 2008). La ganadería es el principales causantes del calentamiento global que trae el cambio climático, productos de los gases de efecto invernadero, tales como: metano (CH4) y dióxido de carbono (CO2).

Los sistemas silvopastoriles intensivos (SSPi) cumplen un rol muy importante en la productividad de las fincas ganaderas ya que proveen múltiples beneficios, como la madera y alimento para el ganado y servicios como la sombra, la fijación de carbono y la conservación de la biodiversidad; mejorando la eficiencia zootécnica, al reducir el estrés calórico en zonas de bosque seco tropical (Serrano et al., 2014). Además de mejorar y devolver la fertilidad edáfica de los suelos destruidos por los monocultivos (Hernández et al, 2008). 

Los sistemas silvopastoriles tienen en cuenta aspectos relacionados con el bienestar animal, ya que pueden disminuir de 6 ºC de la temperatura bajo la sombra de las especies arbóreas; contribuyendo como zonas de confort donde los bovinos mitigan los efectos negativos del estrés calórico (Panadero, 2010). Es de suma importancia destacar que la FAO alerta que la demanda mundial de productos de origen animal se multiplicará durante la primera mitad de este siglo como resultado del incremento de la población y del crecimiento económico, y durante el mismo período se esperan grandes cambios en el clima a nivel mundial (Cuartas et al., 2014). Los SSPi comienzan a tener importancia, como enfoque de agricultura baja en carbono que busca principalmente, adelantar programas de desarrollo donde se ejecuten paralelamente actividades orientadas a la adaptación y a la mitigación del cambio climático (Cuartas et al., 2014).

De manera paralela, el objetivo principal de esta revisión es destacar los efectos positivos de los SSPi en la ganadería destacado en la productividad, bienestar animal y composición nutricional de las especies arbustivas de interés en sistemas silvopastoriles, como estrategia de sostenibilidad en la ganadería Doble Propósito (GDP).

Los sistemas silvopastoriles intensivos y su eficiencia en el desempeño productivo en la Ganadería Doble Propósito 

Al hacerse énfasis en la eficiencia zootécnica de los bovinos pastoreando en sistemas silvopastoriles intensivo (SSPi) con respecto al monocultivo de pasto, el silvopastoreo se obtiene mejores resultados.

Como referencia se cita los trabajos de Pérez et al. (2008), descritos en la cuadro 2, donde se evaluaron el comportamiento productivo de mautes de promedio de 154 kg peso vivo (PV) pastoreando sistemas silvopastoriles intensivos con respecto al monocultivo de pasto; donde se obtuvo tanto la ganancia neta, como la ganancia diaria fueron significativamente mayores (P<0,05) en los animales que pastorearon en el sistema silvopastoril con respecto a los del monocultivo, y se obtuvieron ganancias de 486 y 369 g/animal/día para cada sistema, respectivamente. 

Sin embargo, estos resultados son inferiores a los reportados por Hernández (2003) y Díaz (2003) citados por Pérez et al. (2008), quienes alcanzaron ganancias superiores a 500 g/animal/día con toretes en pastoreo, en condiciones de investigación similares a las del estudio anterior. En otros trabajos citados por Cuartas et al. (2013) encontraron que la ganancia diaria de peso estaba entre 832 y 856 g/d y que los animales alcanzaban el peso al sacrificio en 264 días y además de mejorar el desempeño animal, los SSPI mejoran las características de la canal y su rendimiento.

A este respecto, los SSPi son sistemas que proporcionan una dieta más equilibrada y balanceada donde el vacuno tiene todos los nutrimentos necesarios para una producción más rentable a bajos costos, con respecto al convencional. Como referencia a lo señalado anteriormente se cita los trabajos de Cuartas et al. (2013) descritos en la tabla 1, donde se estudió la eficiencia energética de los vacunos en SSPi, donde se pudo demostrar que los vacunos ejercen menos gastos energéticos para los gastos del comportamiento etológico. 

Esto demuestra que la energía excedente es destinada a la energía metabolizable para la ganancia de peso (EMG) o para la energía metabolizable para la producción de leche (EML)según sea el caso. Los bovinos ejercen mayor tiempo a el pastoreo en SSPi, lo que se ve reflejado en la ganancia productiva y está muy relacionada con el tiempo dedicado al consumo de forraje durante el día, por ello alcanzan un mayor consumo de materia seca.

Como complemento, la eficiencia de los SSPi descritos en la tabla 2, donde evalúan tres sistemas un monocultivo de pastos y dos SSPi con baja densidad y alta densidad, donde el sistema silvopastoril tiene mayor eficiencia en cuanto a carga animal y producción de carne y leche, con respecto al sistema convencional. Pero el SSPi con alta densidad (10.000 plantas/ha) es el sistema donde se obtienen mayores beneficios y mayor rentabilidad con respecto a los otros sistemas evaluados (Bacad et al., 2013).

Cabe destacar el trabajo de Vivas-Quila y Charo-Elvira (2014), donde se demuestra que la sombra no afecta las variables de comportamiento agronómicas de las especies forrajera setaria poiretiana para las variables vigor, cobertura, altura, plagas, enfermedades y porcentaje de materia seca, para las cuales no se encontraron diferencias estadísticas, bajo los tratamientos a libre exposición, media sombra y sombra, mientras que para ancho de las hojas hubo diferencias entre los tratamientos con mayor tamaño en la modalidad sombra, lo que demuestra que bajo sombra hay mayor relación hoja-tallo teniendo mayor aceptabilidad y composición nutricional, respectivamente con los otros tratamientos.

Confirmando lo anterior expuesto Pérez (2014), confirma que los árboles crecen más libres por ser plantados a baja densidad y el pasto aprovecha la sombra para que surjan especies forrajeras de mayor calidad y más palatables.

Los sistemas intensivos y su eficiencia en el bienestar de la ganadería doble propósito

Es de suma importancia conocer que los árboles, a través de su sombra, contrarrestan la intensidad de los factores climáticos, pues interfieren parcialmente el paso de las radiaciones solares hacia la superficie corporal del animal, disminuyen el estrés térmico y crean condiciones de confort debido a que se disminuye los niveles de temperatura hasta 6 ºC menos (Ver gráfico 1) (Pérez et al., 2008 y cuartas et al., 2013). 

La sombra en los SSPi se le atribuyen varios efectos benéficos en la salud y en el comportamiento animal, entre los que se encuentran: un mayor tiempo dedicado al pastoreo y la rumia (Pérez et al., 2008), lo que les permite hacer un mayor consumo de alimentos y seleccionar los de mejor valor nutritivo; una disminución en sus requerimientos de agua (Cuartas et al.,2013).

El estrés calórico genera cambios en la fisiología del animal, Panadero (2010) hace referencia a la reducción en la motilidad y la tasa de pasaje ruminal. Este mismo autor demuestra que también hay cambios en el comportamiento, se reduce el tiempo de pastoreo y el tiempo de rumia, limitando el desempeño de la eficiencia animal bajo un sistema convencional (sin árboles). Cabe destacar que el efecto negativo sobre la reproducción causado por el estrés calórico empieza a partir de las altas temperaturas que están asociadas con el cese de la ovulación (Hemsworth et al., 1994), menor desarrollo embrionario, la gametogénesis, los pulsos hormonales, la expresión del celo, el ovocito, la fecundación, la implantación, el desarrollo embrionario, el metabolismo basal (Castaño et al., 2014) interferencia con la espermatogénesis y la disminución de la calidad del semen (McDowell, 1972 citado por Panadero, 2010).

Especies arbóreas con potencial para los sistemas silvopastoriles intensivos

Cabe destacar que los arbustos forrajeros con potencial para un SSPi deben tener potencial de rebrote rápido sin afectar su estado vegetativo, su calidad nutricional y permanencia durante el tiempo. Hay un gran número de especies que poseen cualidades para ser utilizadas directamente por el vacuno, pero en esta revisión solo tomaremos la más comunes con potencial para los SSPi entre las cuales tenemos: Leucaena (Leucaena leucocephala), Árnica (Tithonia diversifolia) y guácimo (Guazuma ulmifolia).

En el cuadro 3, se visualiza que las diferentes especies tienen un alto potencial nutricional en el estado de pre – floración con edades promedios a los 50 días, donde la Leucaena leucocephala contiene los mejores tenores de proteína, seguido de la Tithonia diversifolia y la Guazuma ulmifolia. En un trabajo de García et al. (2008), se demostró que estas especies tienen preferencias por los rumiantes, pero la que tiene mayor preferencia por los mismos es la Leucaena y las otras dos especies medianamente preferenciales, esto es debido a su contenido de metabolitos secundarios que no tienen influencia en la productividad de los animales, pero tienen una marcada influencia en la aceptabilidad, debido a que estos compuestos le confieren al forraje un acentuado sabor amargo (Pérez et al., 2009).

Conclusiones

Los sistemas silvopastoriles intensivos son una alternativa eficiente para mitigar el efecto del calentamiento global, además de ser una solución acertada para buscar la eficiencia animal y la rentabilidad de la empresa pecuaria, ya que disminuye los costos, por efecto del balance energético, aumentando los tiempos de pastoreo, lo que resulta en un aumento en el consumo voluntario de materia seca por parte de los bovinos, además de aumentar los tiempos de rumia.

Esta integración proporciona una dieta más equilibrada y eficiente generando incrementos en los microorganismos ruminales por efecto de una dieta más balanceada, además de mejorar la calidad de los pastos. Esto trae como resultado que los bovinos incrementen sus niveles productivos por efecto de beneficioso de los arbustos forrajeros y disminuyendo consigo el estrés calórico dando mayor confort, evitando los efectos contraproducentes del estrés calórico.

 

Comentarios
Agregar nuevo comentario

Publicidad
Artículos más vistos

Buenas prácticas de ordeño para producir leche de calidad

En nuestro país la implementación d...

Desplazamiento de abomaso a la izquierda en vacas lecheras

El desplazamiento de abomaso es una a...

Beneficios que otorga la genética en la producción ganadera

Nuevos avances en la tecnología repr...

La prueba de tuberculina

La prueba de tuberculina constituye, ...

Inseminación artificial: ¿De qué depende su éxito o fracaso?

La inseminación artificial (IA) es e...

Neosporosis bovina: un problema latente de la ganadería

La Neosporosis se ha convertido en un...

Manual de manejo y alimentación de vacunos:

RECRÍA DE ANIMALES DE REEMPLAZO EN S...




Actualidad Ganadera © 2017 Actualidad Ganadera no se hace
responsable por el contenido de sitios externos. Leer más.