Jueves, 14 de Diciembre del 2017
Ingresa a tu cuenta
E-mail:
Contraseńa:
¿Olvidastes tu contraseńa?
Última actualización: jueves 14 diciembre 2017

Autor (es): ING. JOSE MATIAS ALMEYDA
PROFESOR PRINCIPAL CATEDRA DE VACUNOS DE LECHE, UNALM - PERU

Situación actual de nuestra ganadería lechera


Antes de la llegada del FEN, ya disminuía el acopio de leche para los ganaderos, principalmente a los pequeños y medianos productores, disminuyendo también el pago por su producto lácteo.

Situación actual de nuestra ganadería lechera

Es particularmente resaltante destacar la importancia social y económica de la producción de leche en el Perú; social porque abarca a 860 925 Unidades Agropecuarias (Censo-2012) que involucra a alrededor de 4 millones de personas que dependen de la producción lechera, y económica porque en términos de valor de la producción, sólo es superado por la producción de aves y vacunos para carne, representando el 5% del valor total de la producción agropecuaria y el 13% del valor de la producción pecuaria.

La producción nacional de leche en los últimos 15 años (hasta el 2015) ha mantenido un crecimiento sostenido,;sin embargo, es pertinente hacer notar que este crecimiento de 5 % anual fue importante hasta el año 2008 , pero a partir del 2009, si bien es cierto; se observa un ligero crecimiento, es notorio que hay una drástica reducción en el crecimiento productivo debido fundamentalmente a la eliminación de los aranceles y la apertura de libre importación de leche en polvo, que la industria aprovecha y comienza a aplicar de manera injusta con controles de calidad, y así acopiar menos leche fresca del productor nacional y emplear más leche en polvo. A pesar de ello es importante destacar el esfuerzo y sacrificio realizado por los productores para impulsar el desarrollo de la ganadería lechera a pesar del limitado apoyo del estado y la posición adoptada de la industria lechera. Respecto al precio de la leche, pagado a los pequeños y medianos productores (representan a más del 92% de los productores de leche del Perú), dependiendo de la zona de producción, éste ha venido fluctuando entre 0,90 a 1,15 soles por kg, un precio muy bajo para un productor, mientras que un tarro de leche (que es 840 cc, menos de un litro) es vendido al consumidor a 3.5 soles.

Por otro lado, la demanda externa de leche impulsada en los últimos años mayormente por las compras chinas, impactó sobre los precios de los productos lácteos (5 000 dólares USA por tonelada de leche entera en polvo- año 2007), lo cual provocó el incremento de la producción de leche en los principales países exportadores del mundo. Esta situación se mantuvo hasta el año 2014, pero abruptamente e inesperadamente China redujo sus importaciones de leche en polvo (tres cuartas partes de las importaciones de leche en polvo entero) generando un revuelo en la lechería mundial, provocando una caída drástica del precio de los productos lácteos en el mercado mundial (2 176 dólares USA por tonelada de leche en polvo entera. Mayo-2016). Este valor significa que un litro de leche fluida, estaría costando entre 0,72 a 0,75 soles. Es decir, en el mercado internacional de aquella época se podía conseguir leche en polvo más económica, muy por debajo a lo que se le paga a los productores nacionales.

La situación del mercado mundial de leche, también se ha visto agravada debido a la continuidad del bloqueo ruso a las importaciones de alimentos (entre los cuáles está la leche) de los Estados Unidos de América y la Unión Europea y a la baja cotización del petróleo que se mantiene alrededor de 40 dólares por barril. Recordemos que la mitad de las importaciones de lácteos en el mundo lo hacen los países petroleros. Además el fin de las cuotas lácteas (que restringía el incremento de la producción a Europa) también significó otro estímulo para incrementar la producción de la principal región exportadora de leche.

En este escenario se tiene una escasa expectativa acerca de la ansiada recuperación del precio internacional de la leche. En el presente año hubo un ligero incremento, llegando a unos 3000 dólares por tonelada de leche en polvo. En el mejor de los casos los expertos esperan una recuperación probablemente para finales del año 2017. Bajo este contexto, en el Perú se ha incentivado la importación de leche y ante este panorama la industria ha acentuado el reemplazo de abastecimiento de leche fresca nacional por leche en polvo importada, con el fin de disminuir aún más los bajos costos de producción de la leche y luego ofertarla al público en lugar de la leche fresca. Esta afirmación es evidente ya que según las estadísticas las importaciones de productos lácteos crecieron de 17 670 toneladas registradas en el 2008 a 39 000 toneladas en el año 2014. Queda por conocer cuánto creció en los años 2015 y 2016, teniendo en cuenta que durante ese año el precio de los productos lácteos en el mercado mundial disminuyeron.

La evidencia del menor acopio de leche por parte de la industria, está comprobado a nivel de campo, donde incluso antes (Noviembre 2016) de que llegue el efecto del Fenómeno El Niño costero, ya venía disminuyendo el recojo y acopio de leche a los ganaderos principalmente a los pequeños y medianos productores, siendo condicionada su recepción a una reducción de precios y/o sometiéndolo a mecanismos de estricto control de calidad composicional y bacteriológica, utilizando para ello sus propios laboratorios, siendo juez y parte en los resultados de evaluación donde siempre el productor será el perjudicado. Bajo la premisa de que el ganadero por tradición es ineficiente y produce leche de mala calidad, se aplican descuentos o proceden a desecharla sin autorización del dueño del producto, y ello es realizado sin ningún informe técnico ni comunicado previo al ganadero productor. Esta situación que afecta y restringe el acopio de leche, está amparada en la derogatoria (2007) del artículo de Decreto Ley N° 653 de Promoción de las Inversiones del Sector Agropecuario, que impide la recombinación y reconstitución de leche en polvo. Adicionalmente a lo mencionado, con la llegada del Fenómeno El Niño costero (debido al cambio climático), que como consecuencia de las intensas lluvias y caída de huaycos e inundaciones ha ocasionado la interrupción y en algunos casos la destrucción de las principales vías de comunicación, así como la escasez principalmente de insumos alimenticios, medicinas y agua, además de serios problemas en la disponibilidad de mano de obra entre otros efectos negativos. Por tal razón los ganaderos productores de leche han empezado a sufrir las consecuencias y están a punto de colapsar y la industria lechera lejos de generar alternativas de ayuda para recoger y/o procesar la leche (producto altamente perecible), simplemente de manera absurda difundieron un comunicado oficial en los medios de comunicación poniendo en conocimiento que no van a recoger o acopiar leche a nivel nacional.

La empresa privada, acopiadora láctea, afirma que se industrializan más del 50% de la producción de leche del Perú y que ésta representa un mercado seguro para los ganaderos, que es respaldado por un producto de calidad que llega al consumidor, pero ante las adversidades, pero como se ha descrito anteriormente, se deben corregir errores y superar las situaciones actuales que obligan a nuestros ganaderos a afrontar situaciones difíciles.

Ello implica que la industria está dejando de recoger alrededor de 2 millones de litros de leche diarios a nivel nacional y, según información recibida de los gremios ganaderos, no existen mayores alternativas que derivar este producto de primera necesidad a los desagües y acequias, mientras que por su alto contenido nutricional debería ser prioridad para el Estado dar impulso al sector ganadero productor e intervenir en esta situación para finalmente solucionar este problema que margina a las familias productoras y deja sin el adecuado sostén nutricional a los hogares peruanos.

 

Propuestas para superar la crisis

Es oportuno puntualizar algunas medidas primarias que servirán para recuperar (primero) con el fin de mejorar nuestra ganadería mediante las siguientes acciones:

- Apoyo financiero, implementando líneas de crédito para recuperación y sostenimiento con intereses preferenciales y amortizados a largo plazo (10 años).
- Suspensión temporal de pago anticipado de impuestos.
- Exigir la compra total de leche fresca por parte de los programas sociales para los planes de asistencia técnica a todos los gobiernos locales y regionales. Esta leche debe ser enfriada y pasteurizada para producir queso y/o yogurt, para lo cual se debe solicitar el apoyo de las universidades e institutos, que tiene profesionales y técnicos de industria alimentaria y/o de zootecnia para hacer esta tarea.
- Restituir de manera inmediata el artículo derogado (el año 2007) de la Ley de Promoción de las Inversiones del Sector Agropecuario que impide la recombinación y reconstitución de leche en polvo (Decreto Ley N° 653). Esto es lo más importante, que depende directamente del Gobierno a través del Ministerio de Agricultura y Riego y el Congreso de la Republica.
- Exigir que la industria garantice a los ganaderos acuerdos de conductas comerciales responsables, evitando el monopolio (sólo tres empresas compran leche y deciden el precio de compra al productor) y el oligopolio (igualmente sólo tres empresas que a base de un alto componente de leche importada producen leche evaporada, recombinada o reconstituida, deciden el precio de venta al consumidor, manteniendo o subiendo el precio, a pesar de la caída del precio de los productos lácteos en el mercado internacional).
- Que el estado garantice un seguro pecuario (igual que el seguro agrario) a los ganaderos.
- Implementar laboratorios de control de calidad de la leche fresca, cuyos protocolos deben ser aprobados por ambas partes (ganaderos y la industria) y cuya aplicación tenga la supervisión permanente del estado a través de INDECOPI.
- Creación de nuevas plantas industriales en las regiones donde se producen altos volúmenes de leche, así como impulsar e implementar en forma masiva plantas con tecnologías de industria rural que permita a los propios productores procesar la leche y producir quesos y yogurt, con denominación de origen como ya se viene haciendo en varias regiones del país con resultados exitosos y donde la industria no está presente por el precio injusto que ofrecen pagar.
- Reactivar el Consejo Nacional de la Leche que fue creado en el 2007 y que actualmente no tiene participación en estos asuntos y al parecer se encuentra inactivado.

Comentarios
01 setiembre 2017 | 8:58:06 PM JESUS
El Ing. Almehida tiene mucha razón, ya que en la actualidad el estado que conduce nuestro anciano PPK no tiene ninguna política coherente al respecto. Los alcaldes distritales, provinciales y gobiernos regionales siguen de manos cruzadas, porque no les conviene difundir algunas normas que se dieron hace muchos años en el sentido de que los programas sociales como el famoso "vaso de leche" siguen comprando productos que no son leche, porque a través de ello obtienen los famosos diezmos consistentes en autos, departamentos y otras coimas al escoger inclusive el lugar o ciudad, entonces no les conviene que el productor de leche venda su producto a un precio justo. Atte. Jesús Sánchez M.
Agregar nuevo comentario

Publicidad
Artículos más vistos

Buenas prácticas de ordeño para producir leche de calidad

En nuestro país la implementación d...

Desplazamiento de abomaso a la izquierda en vacas lecheras

El desplazamiento de abomaso es una a...

Beneficios que otorga la genética en la producción ganadera

Nuevos avances en la tecnología repr...

La prueba de tuberculina

La prueba de tuberculina constituye, ...

Inseminación artificial: ¿De qué depende su éxito o fracaso?

La inseminación artificial (IA) es e...

Neosporosis bovina: un problema latente de la ganadería

La Neosporosis se ha convertido en un...

Manual de manejo y alimentación de vacunos:

RECRÍA DE ANIMALES DE REEMPLAZO EN S...




Actualidad Ganadera © 2017 Actualidad Ganadera no se hace
responsable por el contenido de sitios externos. Leer más.