Jueves, 22 de Agosto del 2019
Última actualización: jueves 22 agosto 2019
Fuente: Animalhealth.es


Los peligros de las moscas para el ganado vacuno

Expertos de la Universidad de Oklahoma advierten de que las moscas pueden ocasionar infecciones como la conjuntivitis, molestias y estrés en el ganado.

Los peligros de las moscas para el ganado vacuno

Esta información la hemos recopilado de diversos medios de comunicación europeo, continente que actualmente se encuentra atravesando el clima de verano, y que nos servirá como información preventiva cuando nos toque por este lado del planeta.

Verano es una época del año donde los parásitos son más numerosos y están más activos. Las garrapatas y los mosquitos son los dos vectores parasitarios más conocidos, pero no hay que olvidar a las moscas.

Expertos de la Universidad de Oklahoma recomiendan controlar la población de moscas, especialmente de las picadoras como la de los establos, en las explotaciones ganaderas, especialmente las de vacuno, para mejorar el bienestar animal, la producción y evitar enfermedades.

Estos veterinarios aseguran que las moscas pueden producir importantes pérdidas de producción debido a las molestias que producen, pues los animales pasan el tiempo agitando las colas y las cabezas para ahuyentarlas, lo que supone un gasto de energía y les impide alimentarse con normalidad. Todo esto sin contar el sufrimiento y estrés que provocan.

Además del factor de irritación, las moscas pueden transmitir infecciones bacterianas como la queratoconjuntivitis infecciosa bovina (QIB). Esta conjuntivitis en vacas es causada principalmente por la bacteria Moraxella bovis, que se puede transmitir, además de en las patas de las moscas, en partículas de polvo.

Las bacterias se depositan en la córnea y la infección se propaga a las capas más profundas del ojo causando mucho dolor e inflamación. Si la infección avanza hasta el punto en que atraviesa la córnea, el globo ocular puede romperse. Además, estas infecciones, aunque sean menores, pueden provocar daños permanentes, lo que reduce la visión.

Los veterinarios de la Universidad de Oklahoma recomiendan un tratamiento temprano y que, a la primera señal de entrecerrar de ojos o de daño en la córnea, se examine el globo ocular para descartar daños por objetos extraños. Si ya se ha llegado a la etapa en que la esclerótica está irritada, la infección es más clara.

El control de la mosca es, lógicamente, también importante, tanto para evitar la conjuntivitis como el estrés y las molestias que causan. Asimismo, existen vacunas disponibles contra la bacteria que causa la conjuntivitis.

 

Comentarios
Agregar nuevo comentario

Publicidad



Actualidad Ganadera © 2019 Actualidad Ganadera no se hace
responsable por el contenido de sitios externos. Leer más.